El Mítico Michael Jordan ahora en la Nascar

michael jordan nascar

La afición del jugador de baloncesto de los Estados Unidos de América Michael Jordan, por otras disciplinas deportivas, ha quedado demostrada con el paso de los años; por ejemplo una vez retirado, el legendario basquetbolista militó en el béisbol de las grandes ligas, luciendo el uniforme de las Medias Blancas de Chicago; pero ahora va más allá e incursiona en el automovilismo. 

Efectivamente Jordan, un declarado fanático del automovilismo, ahora le podremos ver en la fórmula Náscar, donde se ha asociado con el piloto Denny Hamlin para adquirir un monoplaza de esta categoría y de esa manera competir en copa Nascar 2021,  claro está,  no como piloto sino como empresario. 

El multicampeón de la NBA y ex jugador de los Bulls de Chicago, ha contratado al experto piloto Bubba Wallace uno conductor afrodescendiente, con lo cual Jordan pretende iniciar su campaña de lucha contra el marcado racismo que se vive en la nación norteamericana.     

El baloncesto 2.0 llegó para quedarse

baloncesto 2 0

Desde que hizo su aparición la tecnología en el mundo del deporte, pareciera que el baloncesto fue la disciplina que levantó la mano en primer lugar, para que  se experimentara en los diferentes aspectos que se viven a cada segundo de esta competición que cada vez suma seguidores en cualquier parte del globo terráqueo. 

En este deporte de gigantes todo ha ido evolucionando gracias a los procesos tecnológicos a los cuales ha sido sometido, por eso podemos indicar que desde el simple hecho de que se mida el tiempo de posesión del balón, es una valoración que está sometida a elementos tecnológicos, sumado esto por supuesto a la indumentaria utilizada, valga decir componentes textiles de uniformes y los zapatos deportivos utilizados; sin dejar a un lado la pelota cuyos materiales son cada vez más sofisticados. 

En la actualidad se puede indicar que lo más reciente es la denominada Big Data, herramienta mediante la cual se pueden hacer mediciones de las capacidades de los jugadores, tanto físicas como de estrategias, sean estas individuales o colectivas.