Blanqueamiento dental: información útil al respecto

La sonrisa siempre ha sido una de las mejores cartas de presentación, pero para que luzca perfecta es preciso que la dentadura esté sana y tenga la coloración adecuada, un tono completamente blanco y sin ningún tipo de manchas.

No obstante, hay muchas personas quienes no cuentan con estas características y sus piezas dentales lucen una coloración desagradable. Para remediar esta situación el blanqueamiento es la mejor solución, no obstante, aún existen muchas dudas al respecto.

Para aclararlas y conocer a fondo de qué se trata este tratamiento odontológico, su objetivo es eliminar todas las manchas y aclarar el color de los dientes, todo a través de la aplicación de un gel que se fabrica con base en peróxido.

En cuanto a la seguridad, el blanqueamiento dental es un procedimiento completamente seguro, no genera efectos adversos, lo único que puede suceder es que el paciente sienta cierta sensibilidad durante las 72 horas después de la aplicación.

De forma previa al tratamiento, es preciso garantizar que el paciente no tenga ningún tipo de enfermedades periodontales. Con respecto a los cuidados posteriores, es preciso restringir ciertos alimentos, estos son los que tiñen las piezas dentales, se trata del café, vino tinto, té o infusiones, curry, tomate, fresas, frambuesas y bebidas carbonatadas, también se debe evitar el tabaco a toda costa.

Si se trata de la eficacia del tratamiento o calidad de los resultados, estos dependen completamente del tono de los dientes, del método usado por el especialista y del cuidado posterior que el paciente tenga en cuanto a higiene y alimentación, en líneas generales, los resultados duran 1 año.

Cabe destacar, que el blanqueamiento solo puede ser llevado a cabo por odontólogos y en consultorios, este tratamiento tampoco se puede utilizar para reemplazar la limpieza, ya que esta elimina el sarro y la placa bacteriana.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion