Muchas de las personas que trabajan por cuenta ajena han recibido, o reciben actualmente, tiquets restaurante para ir a comer o bien una tarjeta restaurante prepagada para tal función.

Hay veces que los ofrecen sin más cuando la persona debe hacer jornada partida o bien debe ir a comer fuera por cuestiones laborales. Otras empresas, en cambio, ofrecen la posibilidad de cobrar un poco menos de sueldo a cambio de recibir una parte de él en forma de tarjeta de restaurante (lo que permite obtener alguna ventaja fiscal).

Una de las empresas más famosas en este sector es Ticket Restaurant. Esta, cómo muchas otras, ofrece una serie de beneficios tanto para el trabajador como para la empresa, y con el paso de los años se han ido adaptando no solo a las nuevas tecnologías sino también a los nuevos modelos de negocio y formas de proceder.

Aquí os citamos algunas de las ventajas más importantes:

Ventajas para el trabajador:

  • Se trata de una manera fácil y práctica de pagar en los restaurantes. En el caso de los tiquets a veces era posible encontrar sitios en donde no los aceptaran, pero con la tarjeta es mucho más fácil, porque de hecho funciona como una visa y en prácticamente el 100% de locales tienen receptor.
  • Si se trata de una tarjeta y no tiquets, existe la posibilidad de pagar de forma exacta, y de recuperar el saldo si te la roban o la pierdes. Incluso algunas empresas como la citada tienen aplicación móvil para facilitar estos trámites, así como consultar de forma online el saldo que te queda o bien crearte alertas de correo electrónico para avisarte que se ha realizado un recargo o bien te estás quedando sin saldo.

Ventajas para la empresa:

  • Si un empleado come fuera, por ejemplo en restaurantes en sevilla y después presenta el tiquet para que se le sea reintegrado el importe gastado, supondrá unos trámites que a menudo son lentos y requieren muchos pasos (y cuanto más grande sea la empresa, más difícil será, ya que para justificar un abono de dinero a un trabajador a veces la petición tiene que pasar por muchas manos). En cambio, si ya previamente se le ofrece a dicho trabajador unos tiquets o bien una tarjeta, entonces será más práctico para él de usar y para la empresa de gestionar.
  • Se trata de un método fiable y seguro, que podrá adaptarse a los diferentes cargos y tipos de empleados y que además, en el caso de las tarjetas, se podrán recargar de forma sencilla e incluso adaptar a las necesidades que se tenga como empresa.

Aunque antes no se veían muchas tarjetas y lo que más abundaban eran los tiquets, hoy es cada día más frecuente ver como el uso de la tarjeta tipo visa ha ido ocupando el espacio y remplazando el antiguo sistema. De hecho es más fácil y práctico para ambos lados, y con la ayuda de las nuevas tecnologías se pueden personalizar tanto como se desee. Además, ¡es más seguro!